DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS

Cuando oímos hablar de las dietas bajas en carbohidratos las primeras que nos vienen a la cabeza son la dieta Atkins o la dieta de la zona, por poner dos ejemplos en donde la dieta consiste en reducir drásticamente la ingesta de carbohidratos.

Las dietas bajas en hidratos de carbono o las dietas bajas en carbohidratos son programas alimenticios que restringen el consumo de hidratos de carbono por lo general para el control de peso o para el tratamiento de la obesidad. Los alimentos altos en hidratos de carbono digeribles (por ejemplo, pan, pasta) se limitan o se reemplazan por alimentos que contienen un mayor porcentaje de proteínas y grasas (por ejemplo, carne, pollo, pescado, mariscos, huevos, queso, nueces, semillas, cacahuates, y productos de soja) y otros alimentos bajos en hidratos de carbono (por ejemplo, la mayoría de las verduras para ensalada), aunque otras hortalizas y frutas (especialmente las bayas) se permiten. La cantidad de carbohidratos permitidos varía con las diferentes dietas bajas en carbohidratos.

Este tipo de dietas son, a veces, cetogénicas (es decir, se restringe la ingesta de hidratos de carbono lo suficiente como para causar cetosis). Por ejemplo, la fase de inducción de la dieta Atkins. Algunas fuentes, sin embargo, tienen en cuenta las variantes menos restrictivas en hidratos de carbono.

Además de la obesidad, las dietas bajas en carbohidratos se utilizan a menudo como tratamiento para otras condiciones, especialmente la diabetes y la epilepsia, y también para el síndrome de fatiga crónica y el síndrome del ovario poliquístico.

DIETA ATKINS

El método nutricional de Atkins, conocido coloquialmente como Dieta Atkins, se atribuye al cardiólogo estadounidense Robert C. Atkins. Este médico publicó a principios de la década de 1970 un libro titulado. La revolución dietética del Dr. Atkins. en el que preconizaba la pérdida de peso a través de una dieta caracterizada por el consumo de alimentos de bajo contenido de glúcidos. Su propuesta fue inmediatamente cuestionada por la comunidad científica. Posteriormente, y con el fin de soslayar algunas situaciones deficitarias de la dieta (como el aporte insuficiente de fibra dietética), reeditó el libro en 1992 bajo el título de ‘La nueva revolución dietética del Dr. Atkins. No obstante, hay que señalar que esta dieta no es originalmente suya, sino que ya se usaba en 1863 bajo el nombre de Dieta de Banting (William Banting publicó en esta fecha un panfleto en el que relataba su propia pérdida de peso siguiendo una dieta en la que predominaban los productos cárnicos ).

EFECTOS

Esta dieta es una más de las que se denominan dietas cetogénicas, es decir, dietas que entre otros cambios metabólicos promueven la liberación de cuerpos cetónicos. La presencia prolongada de cuerpos cetónicos en la sangre ocasiona cetosis.

 

DIETAS DEL PLÁTANO

p3 Dietas del Plátano es lo que te ofrezco hoy. Son muy sencillas de seguir y muy eficaces. Como ya vimos en el artículo: el plátano, el rey de la fruta, calma los nervios y la ansiedad, el plátano es un alimento saciante que contiene pocas calorías y muchas vitaminas, minerales y, sobre todo, potasio. Una advertencia previa: Las dietas del plátano que te describo son unas dietas muy rápidas, con pocas calorías y por ello no se deben prolongar en el tiempo. En todas ellas faltan nutrientes importantes, entre ellos, las grasas. Las grasas son necesarias porque ayudan a metabolizar ciertas vitaminas, entre otras funciones. Las dietas del plátano son muy fáciles de seguir debido a estas cualidades, especialmente si son dietas rápidas. Usando este alimento tan completo y tan saludable, te propongo 3 dietas.

Dieta Nº 1

Se hace durante tres días máximo. Tiene muy pocas calorías, por ello no se puede prolongar más de tres días en ningún caso. Arriesgarías tu salud.

Se puede llegar a bajar 1 kilo por día, especialmente si haces algo de ejercicio. Ayuda mucho.

  • Desayuno: 1 plátano y un vaso de leche descremada o un café con leche descremada o un té. Se endulza con sacarina.
  • Media mañana: té o café. Se endulza con sacarina.
  • Almuerzo: hasta 250 gramos de queso de burgos o requesón. 1 plátano. Café o té.
  • Cena: 1 plátano

           

Dieta Nº2

El alimento base de nuevo es nuestro amigo el plátano pero esta dieta incluye proteínas, carbohidratos y vitaminas, por lo tanto se puede hacer por más tiempo. Lo aconsejable es 1 semanas. No más. También es bastante rápida, se pueden perder hasta 3 kilos en una semana.

  • Desayuno: 1 plátano y un vaso de leche descremada o un café con leche descremada o un té. Se endulza con sacarina. Una tostada de pan integral.
  • Almuerzo : 1 Sopa de verduras. 1 Vaso de leche descremada o 150 gramos de queso de burgos o requesón. 2 plátanos.
  • CenaPlátano al horno, la cantidad que desees o plátano mezclado con leche.- 1 manzanilla o poleo o un té suave.

 

Dieta Nº3

Esta dieta es para hacerla durante 2 semanas. Es menos restrictiva que las anteriores pero más equilibrada. Al final se puede adelgazar hasta 5 kilos. Incluye también proteínas y carbohidratos.

  • Desayuno: 1 plátano y un vaso de leche descremada o un café con leche descremada o un té. Se endulza con sacarina. Una tostada de pan integral y una porción de queso fresco, de burgos o requesón.
  • Almuerzo : Una pechuga de pollo a la plancha, sin piel o pescado a la plancha. Una ensalada con mucho verde y poco aceite. El aceite debe ser de oliva. 1 plátano o 2, si te quedas con hambre.
  • Cena: 1 o 2 plátanos. Un huevo cocido. Verduras aliñadas con poco aceite. Las que quieras. Por este orden.

 

¡Mucha suerte! Lo que esta claro es que vas a disfrutar del plátano.

Como siempre,tengo que advertirte de que antes de iniciar cualquier tipo de dieta es recomendable consultar con el médico.

 

 

 

 

DIETAS PARA BAJAR DE PESO

En nuestra página encontrarás los mejores consejos en el mundo del fitness, aquellos con los mejores comentarios y que están respaldados y verificados por nutriólogos especializados. Entre las dietas más raras y efectivas que aquí te podemos recomendar, están las siguientes:

  • Dieta del plátano La dieta del plátano es una forma sencilla de llevar un plan alimenticio con resultados espectaculares. No requiere de grandes conocimientos, no necesitas hacer cálculos y no requiere de aparatos o aditamentos, simplemente se basa en la producción de un almidón que le permitirá sentirse a tu cuerpo más lleno.
  • Dietas Bajas en Carbohidratos Llevar una dieta baja en carbohidratos implica poner sobre la mesa un tema de discusión, y esto se produce básicamente porque muchos de los nutriólogos de la vieja escuela se rehúsan a pensar diferente y a incluir planes alimenticios que contradigan a los anteriores. Este es un caso muy claro de esta situación, pues muchos creen que todo debe estar equilibrado y el bajo consumo de algún elemento causará problemas de salud. Eso es mentira, de ser así, los diabéticos tendrían más complicaciones que soluciones al llevar este tipo de dietas.
  • Dieta Dukan Y si hablamos de polémica, la dieta dukan no se queda atrás. Considerada por muchos como una pésima idea, desequilibrada y con daños altos a la salud, esta dieta tomó mala fama por la rudeza y exigencia que requiere. Sin embargo, es una dieta que está muy bien sustentada y que algunas personas encontrarán como extraordinaria.
  • Dieta Cetogénica La dieta cetogénica es utilizada para tratar los ataques epilépticos en personas que padecen dicha enfermedad. También es uno de los planes alimenticios más recurridos por parte de quienes padecen obesidad mórbida y que están prontos a ser intervenidos para reducir su estómago; por eso, ha causado gran extrañeza el que ya sea considerada para que la realicen personas que simplemente buscan bajar de peso, sin embargo, se ha demostrado que es muy efectiva.